martes, 8 de abril de 2008

Sismos

Hace ya algunos dias yo iba caminando por la calle cuando al cruzar de una banqueta a otra, no me percaté de que había uno de esos agujeros de los que nunca faltan, total que di un mal paso y por poco me caigo. Obviamente hay que poner cara de que nada pasó y voltear a pajarear para despistar. Seguí así unos cuantos pasos más cuando escucho una voz de mujer detrás de mí que decía:

"¿Qué pasó, amigo? ¿Le movieron el piso?"

Yo volteé y vi a una tipa gordota, grande y morena en pleno arrumaco con su galán (galán en sentido figurado, obviamente)... Pensé en devolverle la frase con otra frase sarcástica al estilo del Dr. House, pero dada la cara y cuerpo de chango del tipo, me limité a contestar: "... Sí, poquito".

....

Fin de la historia... (Lo que tiene que hacer uno para no salir dañado).

2 comentarios:

Arturo dijo...

ya no este de criticon,,como el anticristo JAJAJA...y fijese bien

Fucking Bill dijo...

jaja la neta si hay gente medio manchada, pero mejor ni le sigo que entre estas a veces me tengo que contar